Dennis A. García

En esos lugares se localizan 51 regiones prioritarias que empezará a vigilar la Guardia Nacional

En las 51 regiones marcadas por las autoridades federales como prioritarias en materia de seguridad porque requieren atención inmediata de la Guardia Nacional, en los pasados 12 años se han registrado más de 4 mil agresiones a militares.

La ofensiva contra el crimen organizado emprendida desde 2007 con el presidente Felipe Calderón y hasta principios de 2019 ha dejado 276 efectivos y 3 mil 900 delincuentes fallecidos. De enero a mayo de este año se han registrado 79 agresiones en las que los efectivos sufrieron tres bajas.

De acuerdo con información de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), los enfrentamientos en esos 12 años ocurrieron principalmente en Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Sinaloa, Tamaulipas, Guerrero, Puebla, Nuevo León, Veracruz, Baja California, Chihuahua, Sonora, estado de México y Zacatecas.

En dichas entidades están las regiones prioritarias donde actuarán las primeras generaciones de la Guardia Nacional, conformada por policías navales, militares y federales. Sin embargo, se pondrá especial énfasis en Guanajuato, Michoacán y Jalisco, que de acuerdo con el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, serán vigiladas por los primeros integrantes de la nueva corporación.

Algunas de las zonas prioritarias –de las 266 regiones en las que se dividió al país– son: Tijuana, Baja California; Ciudad Juárez, Chihuahua; Acapulco, Guerrero; Benito Juárez, Quintana Roo; Culiacán, Sinaloa; Manzanillo, Colima; Ecatepec, estado de México; Monterrey, Nuevo León; Chilpancingo, Guerrero, así como Reynosa y Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Guanajuato cuenta con nueve regiones, entre ellas las ciudades de Salamanca, Irapuato, Uriangato y Celaya, donde opera el cártel de Santa Rosa de Lima, de José Antonio Yépez, El Marro; por eso en esa entidad habrá un despliegue de 450 a 600 efectivos en cada región, según el índice delictivo y poblacional.

Sobre Jalisco, otra entidad en la que los militares han tenido enfrentamientos con integrantes del cártel Jalisco Nueva Generación, grupo que en mayo de 2015 derribó un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana, las ciudades prioritarias son Guadalajara, Lagos de Moreno y Tlajomulco.

Mientras en Michoacán, donde en días pasados fueron retenidos y desarmados militares, la prioridad serán Morelia, Uruapan y Lázaro Cárdenas, debido al aumento de violencia por la disputa entre la mencionada organización delictiva con Los Viagras.

Los años más violentos, de acuerdo con el número de ataques perpetrados contra efectivos de la Sedena, fueron 2011, con mil 9 casos en las que 40 efectivos y mil 297 civiles armados fallecieron; en 2012 se contabilizaron 814 ataques que dejaron 47 soldados y mil 32 agresores muertos, y 2010, con 47 militares y 734 delincuentes fallecidos en 621 enfrentamientos.

e-max.it: your social media marketing partner